Day: 27 noviembre 2013

LINQ to SQL (I): Mapeo Objeto-Relacional


A estas alturas ya debemos de tener una idea bastante precisa del funcionamiento básico de LINQ. Hemos visto cómo lanzar consultas a listados de objetos (LINQ to Objects) e incluso algún ejemplo sobre cómo iterar sobre ficheros XML (LINQ to XML). Todas estas operaciones tienen un factor común: se realizaban sobre listados que implementaban la interfaz IEnumerable.

Además de poder lanzar consultas sobre listados de objetos, LINQ nos permite una opción aún más potente: lanzar consultas sobre bases de datos SQL Server mediante LINQ to SQL, que no es más que un mapper objeto-relacional, es decir, encargado de transformar sentencias LINQ en expresiones T-SQL y viceversa.

La potencia de LINQ to SQL radica en que, además de permitir realizar operaciones de consulta sobre una base de datos, también es posible realizar inserciones, actualizaciones y eliminaciones de forma nativa. A continuación veremos cómo realizar esto.

La principal desventaja de usar LINQ to SQL es que nuestra base de datos ha de ser, obligatoriamente, SQL Server (no obstante, existen proveedores LINQ para otras bases de datos, como LINQ to Oracle o LINQ to MySQL (vía NuGet). En caso de que todo esto falle y que necesitemos un proveedor personalizado, siempre podremos desarrollar por cuenta propia nuestro propio proveedor. En cualquier caso, siempre podremos utilizar un mapper objeto-relacional más genérico, como por ejemplo Entity Framework, del que hablaremos en posteriores artículos.

En este primer acercamiento a LINQ to SQL hablaremos de cómo establecer la relación entre nuestro programa (orientado a objetos) y nuestra base de datos (relacional). Para ello disponemos de varias posibilidades, que mostraremos a continuación:

(más…)